El pasado 19 de junio de 2018 se publicó en el Diario Oficial de la Unión Europea, la Directiva (UE) 2018/844 del Parlamento Europeo y del Consejo de 30 de mayo de 2018, por la que se modifican las Directivas 2010/31/UE, relativa a la eficiencia energética de los edificios, y la 2012/27/UE, relativa a la eficiencia energética.

El objetivo principal de esta nueva Directiva es acelerar la renovación rentable de los edificios existentes, más específicamente, introduce sistemas de control y automatización de edificios como alternativa a las inspecciones físicas, fomenta el despliegue de la infraestructura necesaria para e-mobility, e introduce un indicador de inteligencia para evaluar la preparación tecnológica del edificio.

Esta actualización de la EPBD también fortalecerá los vínculos entre la financiación pública para la renovación de edificios y los certificados de rendimiento energético e incentivará la lucha contra la pobreza energética mediante la renovación de los edificios.

Es uno de los primeros pasos que da la Unión Europea para lograr el objetivo final de un descenso de los gases de efecto invernadero de un 40% con respecto al año 1990.

Con un claro e importante apoyo a la rehabilitación considera que para cumplir de manera rentable las ambiciones de la Unión en materia de eficiencia energética sería necesario realizar la renovación con una tasa media anual del 3 %.

Teniendo en cuenta que cada 1 % de aumento del ahorro energético permite reducir en un 2,6 % las importaciones de gas, es muy importante tener ambiciones claras para la renovación del parque inmobiliario existente. De este modo, los esfuerzos destinados a aumentar la eficiencia energética de los edificios contribuirían activamente a la independencia energética de la Unión y además poseen un gran potencial para crear empleo en la Unión, en especial en las pequeñas y medianas empresas. En este contexto, los Estados miembros deben tener en cuenta la necesidad de establecer un vínculo claro entre sus estrategias de renovación a largo plazo y las iniciativas pertinentes para promover el desarrollo de las capacidades y la educación en los sectores de la construcción y de la eficiencia energética.

Menciona expresamente la necesidad de aliviar la pobreza energética teniendo en cuenta las acciones nacionales que contribuyen a aliviar la pobreza energética en su estrategia de renovación.

Se abordan las nuevas restricciones que existirán a largo plazo en los edificios, enmarcando el nuevo paradigma al que se deben enfrentar los edificios hoy existentes. Para el año 2050 deberán prescindir casi en su totalidad de fuentes de energía fósil. Aparece un nuevo indicador que medirá el nivel de automatización de los edificios y como de respetuoso es el edificio con el funcionamiento normal de la red eléctrica para seguir contando con una red segura.

Analizando cómo va a afectar al rendimiento energético en la edificación las modificaciones de la EPBD, se aprecia la importancia de la construcción adecuada del edificio. Si el edificio se diseña para tener una muy baja demanda de energía, las instalaciones no consumirán combustibles y se podrán utilizar los sistemas que puedan funcionar íntegramente a partir de fuentes renovables.

No obstante es importante garantizar que las medidas para mejorar la eficiencia energética de los edificios no se centren únicamente en la envolvente del edificio, sino que incluyan todos los elementos pertinentes y los sistemas técnicos de un edificio, como los elementos pasivos que forman parte de las técnicas pasivas orientadas a reducir las necesidades energéticas para calefacción o refrigeración, el uso de energía para iluminación y ventilación y, por tanto, mejoran el confort térmico y visual.

Resalta especialmente las soluciones de tipo natural, como una vegetación urbana bien diseñada, tejados verdes y muros que aportan aislamiento y sombra a los edificios, contribuyen a reducir la demanda de energía limitando la necesidad de calefacción y refrigeración y mejorando la eficiencia energética de un edificio.

En cuanto a los certificados de eficiencia energética, para alcanzar los objetivos de la política sobre la eficiencia energética de los edificios, conviene mejorar la transparencia de los certificados de eficiencia energética garantizando el establecimiento y aplicación uniformes de todos los parámetros de cálculo necesarios, tanto por lo que respecta a la certificación como a los requisitos mínimos de eficiencia energética. Los Estados miembros deben adoptar medidas adecuadas para garantizar, por ejemplo, que la eficiencia de las instalaciones técnicas de calefacción, aire acondicionado o calentamiento de agua de los edificios instaladas, sustituidas, actualizadas o mejoradas esté documentada con vistas a la certificación de los edificios y al control del cumplimiento.

En esta nueva Directiva (UE) 2018/844 es relevante el papel que el usuario del edificio va a tener en el edificios de consumo de energía casi nulo. Los futuros edificios estarán dotados de un nivel de automatización y control que implicará que los usuarios sepan utilizar para estar informados y disminuir el consumo energético.

El indicador de preparación para aplicaciones inteligentes, de momento voluntario, se debe emplear para medir la capacidad de los edificios de utilizar las Tecnologías de la Información y la Comunicación y los sistemas electrónicos a fin de adaptar el funcionamiento del edificio a las necesidades del ocupante y a la red y de mejorar su eficiencia energética y su rendimiento general en los edificios. El indicador de preparación para aplicaciones inteligentes debe sensibilizar a los propietarios y ocupantes de los edificios sobre el valor que aportan la automatización de los edificios y el seguimiento electrónico de sus instalaciones técnicas y debe inspirar confianza a los ocupantes respecto al ahorro real de esas nuevas funcionalidades mejoradas.

Esto va en serio, hay que empezar a creérselo los que todavía no lo ven, como algunos periodistas que arremeten contra los certificados y la eficiencia energética.

Pilar Pereda Suquet arquitecta socia de ASA 

https://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/PDF/…

Share This